domingo, 29 de julio de 2007

El socialismo totalitario de Hugo Chávez

Editorial del diario español ABC sobre Venezuela (publicado el domingo 29 de julio)

Los últimos acontecimientos confirman que el déspota venezolano ha perdido definitivamente los papeles. Sus apoyos más firmes -dentro incluso del propio Ejército- empiezan a lanzarle mensajes inequívocos de que no aprueban el rumbo por el que, como un caballo desbocado, está arrastrando al país. El portavoz ha sido el general Baduel, a quien Chávez le debe el haber sobrevivido a la crisis de abril de 2002, cuando se alzó al frente de los paracaidistas de Maracay e hizo caer como un castillo de naipes a la confusa autoridad cívico-militar que había asumido el poder en su lugar. Ahora ha sido también Baduel el primer uniformado en atreverse a levantarle la voz al mandatario venezolano, del que lo menos que se puede decir es que hace tiempo que no es capaz de distinguir los límites que debe respetar cualquier dirigente elegido democráticamente. Existe en Venezuela un mecanismo que, sin proceder de la época de Chávez, se ha convertido en objeto permanente de sus abusos: se llama Ley Habilitante y permite al presidente legislar en nombre del Parlamento en una serie de materias autorizadas previamente, y en determinadas circunstancias, por el propio legislativo. Lo que ahora pretende Chávez es una reforma constitucional que perpetúe la aplicación de la Ley Habilitante y, de paso, su propio mandato ejecutivo. Él lo llama «socialismo del siglo XXI», pero el plan no es otro que convertirse en dictador vitalicio.
Chávez no ha engañado nunca a nadie: siempre dijo que tenía intención de celebrar como presidente el bicentenario de la batalla de Carabobo en 2021. Quienes creían que hablaba en broma no quisieron ver hacia dónde se encaminaba este militar golpista, pero ahora tienen la evidencia de cómo, una vez destruidos todos los mecanismos de la oposición, Chávez intenta crear un partido único e instaurarse a sí mismo de por vida al frente del país. A lo largo de la historia, esta secuencia ya se ha reproducido en términos parecidos y con idéntico resultado: la dictadura. Primero se eliminan los adversarios, luego los dudosos y después los que no mantengan una fidelidad ciega. Los que no tengan el coraje de oponerse a este intento de convertir a Venezuela en una mala imitación de la Cuba castrista saben ya que tendrán que resignarse a vivir encandenados a los caprichos de un hombre de dudosa salud mental, obsesionado por realizar su sueño de ser un segundo Bolívar.
Como gestor, Chávez ha batido el record de despilfarro de toda la historia venezolana, y está llevando a un país extraordinariamente rico a la ruina absoluta. Al precio actual del petróleo y sin rendir cuentas a nadie, la riqueza que Chávez ha derrochado a espuertas es de proporciones faraónicas. Tal vez un día los venezolanos puedan saber exactamente la cantidad de lo que han perdido durante la era Chávez, pero lo más importante que están perdiendo es la libertad, y la libertad no tiene precio.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si a José Vicente para entenderlo hay que leerlo al revés, a Chávez hay que despojarlo del disfraz, para encontrarse como lo que es, un Teniente Coronel de Paracaidistas que maneja con maestría la simulación y el camuflaje.

Ese camino de simulación se dirige hacia una dictadura militar pura y simple, como la de Pérez Jiménez, como la de Videla, Como la de los militares del Brasil o como la de los militares chilenos; la esencia es la misma, lo que cambia, por ahora, es el ropaje y los aliados circunstanciales como lo han sido Duglas Bravo, Miquelena, Jose Vicente, Angela Sago, Virginia Contreras, Cecilia Sosa, Rudy Rodríguez, German Escarra, Ricardo Combellas, Roy Chaderton, el Padre Gazo, Monseñor Moronta, Ismael García , Aristóbulo Iztúris, Albornoz, Didalco Bolívar , el Padre Palmar y tantos otros civiles invitados al Circo que como las promociones militares, cumplidos sus servicios, han pasado O PASARAN a retiro.

Además del componente militar, tiene un componente personalista. Desde la derrota del 4 de Febrero es un proyecto personalista, chavista. Ese es el otro componente esencial de este régimen. Como afirmaba Ceresole: En Venezuela el cambio se canalizará a través de un hombre, de una "persona física", y no a través de una idea abstracta o de un partido político genérico. Repito: hay una orden explícita dada por un pueblo concreto a un hombre concreto. Esta es la grandeza pero también la debilidad del modelo venezolano.

En lo adelante deberíamos llamar las cosas por su nombre: Gobierno Militar. Teniente Chacón Escamillo, Capitan Diosdado Cabello, Teniente Coronel Hugo Chávez y así sucesivamente.

Anónimo dijo...

Un desarrollo adicional al comentario anterior. Tomado de
Noberto Ceresole ( 1.999)

" El modelo venezolano no se parece a nada de lo conocido, aunque nos recuerda una historia propia, que generalmente hemos negado por nuestra anterior adscripción y subordinación ante los tabúes del pensamiento occidental-racionalista (marxismo incluido):

Se diferencia del «modelo democrático» (tanto liberal como neo-liberal) porque dentro de la orden popular (mandato) está implícita — con claridad meridiana — la idea de que el poder debe permanecer concentrado, unificado y centralizado (el pueblo elige a una persona (que es automáticamente proyectada al plano de la metapolítica) y no a una «idea» o «institución»). No es un modelo «anti-democrático», sino «pos-democrático».

Se diferencia de todas las formas de «socialismo real» conocidas durante el siglo XX, porque ni la «ideología» ni el «partido» juegan roles dogmáticos, ni siquiera significativos. En todos los casos conocidos los partidos comunistas llegan al poder por guerra civil interior, guerra internacional o invasión militar.

Los antecedentes de la posdemocracia venezolana deben buscarse en otros movimientos nacionales y populares, como el peronismo argentino, que siempre gobernó dentro del sistema democrático (ni un sólo día dejaron de funcionar los tres poderes de la dogmática liberal), pero requiriendo permanentemente la participación de un pueblo dignificado y de un ejército nacionalizado e industrializado. Es asimismo irresistible comparar la posdemocracia venezolana con el proceso de la revolución cubana: desde la caída de Moscú lo único que hoy queda vivo en ella es la acción pertinaz de un caudillo que aglutina al pueblo-nación. Sin ese cemento implosionaría la totalidad del sistema: después de cuarenta años de experimentos nada quedaría en pie a los pocos minutos de la eventual desaparición del caudillo. En ese sentido, también, la posdemocracia venezolana es una tradición fuertemente arraigada en la cultura política hispano-criolla.

Ronald Blanco La Cruz: ¿Cómo definirías tú el proceso venezolano a partir del 6 de diembre de 1998?

NC. Es un proceso único. El pueblo de Venezuela generó un caudillo. El núcleo del poder actual es precisamente esa relación establecida entre líder y masa. Esta naturaleza única y diferencial del proceso venezolano no puede ser ni tergiversada ni malinterpretada. Se trata de un pueblo que le dio una orden a un jefe, a un caudillo, a un líder militar. Él está obligado a cumplir con esa orden que le dio ese pueblo. Por lo tanto aquí lo único que nos debe importar es el mantenimiento de esa relación pueblo-líder. Ella está en el núcleo del poder instaurado. Es la esencia del modelo que ustedes han creado. Si ella se mantiene, el proceso continuará su camino; si ella se rompe el proceso degenerará y se anulará una de las experiencias más importantes de las últimas décadas. Esa es la relación que hay que defender sobre todas las cosas.

Hubo decisión democrática (6 de diciembre de 1998) porque antes hubo una militarización de la política (27 de febrero de 1989 y su contraparte inexorable, el 4 de febrero de 1992). Esas tres fechas están íntima e indisolublemente unidas. El anterior golpismo — la necesaria militarización de la política — fue la condición sine qua non de la existencia de un Modelo Venezolano posdemocrático. De allí que no deba sorprender a nadie la aparición — en el futuro inmediato — de un «partido» cívico-militar, como conductor secundario — detrás del caudillo nacional — del proceso revolucionario venezolano.”


Mi conclusión:

ESTE MODELO VENEZOLANO TOMA PRESTADO ELEMENTOS COMUNES A TODO SISTEMA AUTORITARIO, PERO EN SU ESENCIA ES UN MODELO GENERADO POR LAS FUERZAS ARMADAS VENEZOLANAS QUE CREYERON ALGUN DIA QUE GOBERNAR Y HACER LA GUERRA ERAN COSAS PARECIDAS, SOBRE TODO DESDE QUE SUS ESTUDIOS BASICOS FUERON HOMOLOGADOS A LOS REALIZADOS EN LAS UNIVERSIDADES. PENSARON QUE SUS LICENCIATURAS EN CIENCIAS MILITARES LOS CAPACITABAN PARA HACER GOBIERNO.

LA EQUIVOCACION LA ESTAMOS PAGANDO MUY CARO LOS VENEZOLANOS.

parapiti pora dijo...

PARAGUAY:
FERNANDO LUGO: UNA GRAN ESTAFA POLÍTICA

Por Luis Agüero Wagner (escritor y cronista paraguayo)
ataquedigital@aventura.com.py

Hábiles pescadores en río revuelto, , agentes del consenso de Washington pretendieron hacerse pasar por “izquierdistas” para alcanzar el poder en Paraguay en ancas del impulso de izquierdas y el Socialismo del siglo 21. Buscando ese objetivo, agentes a sueldo del imperio cercaron al obispo Fernando Lugo, quien a pesar de lo que la prensa maccartista heredada de Stroessner se esfuerza en hacer creer, hoy está cercado y siendo impulsado por viejos agentes del imperialismo norteamericano. Se cuentan entre ellos:
* Guillermina Kanonikoff y Raul Monte Domecq, financistas de Lugo. Reciben dólares de USAID a través de la ONG fantasma Gestión Local.
*Camilo Soares, agente de la NED, referente de la Casa de la Juventud, beneficiaria de Dólares de la IAF.
*PMAS: partido surgido gracias a la acumulación de dólares del grupo anterior, recibió en el 2004 127.000 dólares de IAF, institución manejada por George W. Bush.
*Ricardo Canese, dirigente de Tekojoja. Propagandista de los planes de biocombustibles de George W. Bush.
*Aldo Zucolillo, ex propagandista del dictador Stroessner, mecenas del centro de detención y torturas de la dictadura paraguaya y alabardero del genocida Jorge Rafael Videla, hoy entusiasta impulsor de la candidatura de Fernando Lugo.
*Julio Benegas, empleado de Zucolillo en su diario ABC color, signatario de acuerdos con AFL-CIO, reputado peón de los fraudes imperialistas.

INFORMES ESTADOUNIDENSES

De acuerdo al informe de actividades de las aludidas agencias norteamericanas y los planes para el nuevo siglo pueden encontrarse los siguientes datos sobre estos puntales del luguismo:

GESTION LOCAL (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff). Recibe fondos de USAID “para la publicación de material didáctico para comisiones vecinales”.

CASA DE LA JUVENTUD-PARAGUAY- PARTIDO MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. En el 2004 la Casa de la Juventud recibió 127.000 dólares, por dos años, que “proporcionará apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF apoyará la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecerá sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiará el diseño de campañas públicas de información y el otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. “La Casa” espera beneficiar a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos”. Sus referentes principales son Rocío Casco y Karina Rodríguez. (Nota: Camilo Soares, vinculado a la Casa de la Juventud, y Richard Ferreira, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), asistieron a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la National Endowment for Democracy, realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, del 12 al 15 de noviembre del año 2000. World Movement for Democracy - Second Assembly Report- Fuente: http://www.wmd.org/second_assembly/participants.html)

También vale acotar que Camilo Soares fue integrante de la agrupación Patria Libre, vinculada por los organismos represivos a varios secuestros , sin haber sufrido jamás persecución, hecho que ha generado suspicacias entre los integrantes de PPL refugiados en el exterior o detenidos en cárceles de Paraguay.


FREEDOM HOUSE. (Casa de la Libertad) fue fundada en 1941, “para consolidar las instituciones libres en el país y en el extranjero”. Actualmente cuenta con 4.000 miembros. La Casa de la libertad ha recibido y recibe financiamiento del gobierno de los EEUU a través de la National Endowment for Democracy (NED). Este fondo se canaliza a través de la Casa de la Libertad para organizaciones privadas en el extranjero. Los beneficiarios de la NED, a través de la Casa de la Libertad, incluye a países como Sudáfrica, la ex Unión Soviética, Costa Rica, Paraguay, El Salvador, Honduras, Guatemala, Pakistán, Polonia, Hungría, etc. Por consiguiente, la Casa de la Libertad funciona como un embudo por donde pasan los fondos que concede la NED. Un ejemplo en Paraguay es Radio Ñandutí, que a través de la Casa de la Libertad ha recibido importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED).
Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, siendo uno de sus principales favorecidos el sr. Aldo Zucolillo, quien a través de su diario ABC Color publicitó entusiastamente la candidatura de Fernando Lugo. El obispo por su parte acusó sumisión a las pautas editoriales del periódico en varios temas, como el de Itaipú y Yacyretá, utilizados por Zucolillo para atacar al MERCOSUR en beneficio de intereses norteamericanos.

También se cuentan entre empleados de Zucolillo exponentes como Julio Benegas, signatario de acuerdos con la AFL-CIO, reputado peón en los fraudes imperialistas.
El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos. El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan.
La AFL-CIO ha apoyado todas las grandes guerras imperialistas de los USA (Corea, Vietnam, Afganistán, Yugoslavia e Irak), así como todas las grandes intervenciones estadounidenses (Guatemala 1954, Chile 1973, Guayana 1955, Irán 1955, Panamá 1980, Granada 1983 y Venezuela en el 2002 –
También escribe en ABC color (de Zucolillo, insistimos) Ricardo Canese, quien apoya en sus columnas la política energética de George W. BUSH.
RADIO CARITAS. Recibió 40.000 dólares de la embajada para “sus programas de educación cívica, consistentes en entrevistas con tribuna libre”. LUIS AGÜERO WAGNER

Related Posts with Thumbnails