lunes, 14 de junio de 2010

21 circunscripciones definirán elecciones parlamentarias

Haga clic sobre la imagen para ampliarla
Los comicios parlamentarias del 26 de septiembre no pueden analizarse como una elección de ámbito nacional. Para este proceso el país fue dividido en 87 partes (circunscripciones) en donde se eligen 110 diputados nominales (por nombre y apellido). Cada circunscripción -aunque se encuentren en el mismo estado- posee un panorama electoral distinto, si se consideran para el análisis los resultados históricos, disposición a votar y autodefinición política.
Adicionalmente a los 110 diputados nominales, el 26 de septiembre se escogen 52 diputados tipo lista (seleccionados a través del voto en las tarjetas de los partidos) que serán elegidos por el voto regional de los 24 estados del país, mientras los tres diputados restantes -para obtener las 165 curules que conforman el Parlamento- se eligen en los estados que poseen población indígena.
En la práctica, el 26 de septiembre se realizarán 111 elecciones (87 procesos por circunscripciones y 24 elecciones regionales) sin considerar en este cálculo la elección de los 3 diputados indígenas.
Los resultados históricos registrados en cada una de las 87 circunscripciones del país, a partir del referendo revocatorio del 15 de agosto del año 2004, hasta el referendo por la reelección presidencial del 15 de febrero del año 2009, hacen suponer que los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tienen ganada la elección en 16 circunscripciones (ver infografía).
¿Qué significa ganar en 16 circunscripciones? Dependiendo de la cantidad de habitantes que tenga cada circunscripción, en ella se escogerán entre 1 y 3 diputados. En las 16 circunscripciones en las cuales la tendencia de votación histórica favorece a la oposición a Hugo Chávez se escogen sólo 17 diputados de la próxima Asamblea Nacional.
Por contra, si la tendencia de votación histórica se mantiene en los comicios del 26 de septiembre el oficialismo podría ganar en 39 circunscripciones, incluyendo todos los circuitos de los estados Amazonas, Apure, Cojedes, Delta Amacuro, Guárico, Monagas, Portuguesa, Sucre, Trujillo y Vargas (ver infografía anexa) En estas 39 circunscripciones se escogen 45 diputados de la próxima Asamblea Nacional.
Utilizando como referencia la votación histórica se puede suponer que la oposición llega al 26 de septiembre con 17 diputados nominales ganados y el oficialismo con 45 parlamentarios asegurados.

32 a 20 en la votación lista
Los 52 diputados tipo lista que se escogen el 26 de septiembre están distribuidos entre los 24 estados del país. Dependiendo de la población en algunos estados se escogen dos diputados lista (Amazonas, Apure, etc.) y en otros se eligen hasta tres diputados (Miranda, Zulia, etc.).
En estos casos los cargos se adjudican utilizando un método matemático llamado D'Hondt. La aplicación de este método a los resultados históricos de votación en cada uno de los 24 estados hace suponer que los candidatos de la MUD deben capitalizar 20 curules lista y los candidatos del chavismo 32 escaños (ver infografía anexa).
La votación histórica -en la cual el chavismo dobla a la oposición- complica que los aspirantes postulados por la MUD puedan capitalizar cargos tipo lista en los estados Amazonas, Cojedes, Delta Amacuro, Portuguesa, Sucre y Trujillo.
Si se suman los cargos nominales y tipo lista que la oposición y el chavismo tienen garantizados el 26 de septiembre -por la votación histórica- la MUD parte con un piso de 37 curules de la próxima Asamblea Nacional, mientras el chavismo inicia la carrera parlamentaria con un mínimo de 77 diputados.

Las circunscripciones clave
Hay dos indicadores para medir el éxito o fracaso de los bloques el próximo 26 de septiembre: La mayoría simple y la mayoría calificada de la Asamblea Nacional. La primera depende de 83 diputados y la segunda de 110 parlamentarios.
Para los candidatos de la MUD, como para los del PSUV o los aspirantes que integren otros bloques -el nuevo sistema electoral mayoritario de Venezuela penaliza a las fuerzas políticas que no se presenten en bloque a la elección de cuerpos colegiados- la elección se definirá en 33 circunscripciones de votación, que en conjunto eligen a 48 diputados.
Estas circunscripciones se pueden dividir a su vez en dos bloques. En el primero se encuentran aquellas en donde la tendencia histórica de votación es dominada por el chavismo con una diferencia de votación de hasta 10 puntos porcentuales. En estas circunscripciones se escogen 21 diputados.
En el otro bloque de circunscripciones están las zonas más "peleadas" del país. En ellas apenas existe una diferencia histórica promedio de hasta cinco puntos porcentuales entre chavismo y oposición. En este caso son 21 circunscripciones en las cuales se escogen 26 diputados.
En estas circunscripciones es donde, teóricamente, se concentrará la campaña y por ende serán las que terminen definiendo la correlación de fuerzas en la próxima Asamblea Nacional.
Las zonas "peleables" -y los 21 diputados que escogen- se distribuyen entre el estado Anzoátegui, concretamente en las circunscripciones N° 1 y N° 4; en la C1 de Aragua; en la C2, C4 y C5 del Distrito Capital; en la C3 de Lara, en la C2 y C3 de Falcón, en la C1 y C4 de Mérida, C1 de Nueva Esparta, C3 de Táchira, C2 de Yaracuy y C1, C2, C4, C8, C9, C10 y C12 de Zulia.
Los trabajos de opinión pública realizados en estas circunscripciones -antes de la selección de los candidatos- sugieren que las personas que se autodefinen como chavistas están más motivadas a votar que las que se identifican como opositores. Destaca en estos trabajos la escasa motivación a votar de los no alineados, que en el ámbito nacional representan -según la última encuesta de Datanálisis- a 39% del electorado.
Por ejemplo, 65% de los electores de la C5 del DC (parroquias El Paraíso, La Vega, Antímano, Macarao, Caricuao) están convencidos de acudir a votar. No obstante, cuando se evalúa la disposición a votar por autodefinición política se descubre que mientras 85% de los chavistas están convencidos de sufragar, solo 56% de los opositores dice que lo hará. El dato más llamativo: apenas 34% de los independientes piensa votar. Al día de hoy, este panorama se repite en todas las circunscripciones
.

2 comentarios:

Donny dijo...

en lo persona va haber sorpresas!

Anónimo dijo...

Tiene una descriocion muy realista de los circuitos y de que efectivamente son muchas elecciones.
Le va ser muy dificil a la oposicion ganar en donde no logroo mayoria el NO en las elecciones de 2007 en mi opinion donde ganoo el chavismo en esa eleccion volvera a ganar sin dudas. Pero es mas realista asumir que las pasadas elecciones regionales muestran lugares en los que la diferencia fue mayor al 10 por ciento en ambos lados y alli es muy dificil que el resultado cambie. Solamente candidatos y campanas exepcionalmente buenos de un lado y malos del otro pueden modificar el resultado esperado.
comparto que efectivamente en donde hay una verdadera disputa es en un grupo mas reducido de circuitos. Hasta la fecha veo a un chavismo que se organiza mejor para buscar a su electorado natural y una oposicion que cree que el problema es captar a los ni ni, muchos de ellos ni van a votar ni van a ser captados por un solo bando, los ni ni se repartiran mas o menos simetricamente en ambos bandos por lo que al final no haran mucha difentencia, no obstante en los circuitos que se definieron muy parejos en las pasadas elecciones ello puede pesar.

saludos,
pepe

Related Posts with Thumbnails